No te endeudes ¡Ahorra!

29 de Noviembre de 2017

Enfermedades, vacaciones, la educación de los hijos, la compra de la casa propia o de un automóvil, renovar el mobiliario, etc. Los motivos para gastar o invertir tu dinero son diversos y dependen de cada persona y/o grupo familiar,  y si bien ante cualquier eventualidad nos vemos tentados por ofertas de créditos –en casas comerciales, bancos y financieras-, aquí queremos contarte que existe otra alternativa: el ahorro programado.

¡Así es! Destinando un porcentaje de tu sueldo mensual a este fin puedes llegar a acumular un monto que te permita satisfacer necesidades específicas, como la adquisición de un bien, financiar las vacaciones en familia o solventar imprevistos como un accidente, la enfermedad de un ser querido y cualquier otro imprevisto que se pueda presentar.

Entre los beneficios del ahorro programado se destacan:

  • Creas el hábito del ahorro, en tu vida y tu familia, lo que te permitirá alcanzar tus metas.
  • Estarás utilizando tu dinero, por lo que no deberás pagar intereses ni endeudarte por extensos períodos de tiempo para cubrir completamente el crédito, lo que favorece tu independencia.
  • Tienes acceso a tu dinero cuando lo necesites, sin grandes trámites.
  • En el caso de querer adquirir una casa propia, puedes realizar un ahorro programado para pagar el pie, y luego terminar de financiar la compra mediante dividendos; lo mismo si piensas en adquirir un automóvil.

No te dejes llevar por los ofertones, los premios y promociones asociados a un crédito de consumo y prográmate para ahorrar. Sólo necesitas disciplina, organización y una motivación.

Con un ahorro programado ya no pagaras intereses, ¡GANARÁS INTERESES!

Ahorro Adulto
Ahorro Familia
Ahorro Jóvenes