¿Qué errores evitar si queremos ahorrar para la pensión?

29 de Noviembre de 2019

Ansiedad, optimismo, miedo o enojo. Seamos colombianos, peruanos, mexicanos, chilenos, uruguayos o salvadoreños, las emociones influyen en nuestras decisiones de ahorro y muchas veces nos distraen de la meta que nos hemos propuesto. Así, las personas nos olvidamos de gestionar y planificar nuestros ahorros y terminamos siendo influenciadas por impulsos irracionales que nos pueden hacer perder oportunidades.

No es lo mismo ahorrar para el pie inicial de una vivienda, que para unas vacaciones. Tampoco da lo mismo comenzar a ahorrar a los 27 que a los 60 años. Cuando ese ahorro es a muy largo plazo, como ocurre en el caso de la pensión o jubilación, hay que seguir estrategias específicas que también deben pensarse a largo plazo.

Hoy, más que ideas, queremos hablarte de errores, voluntarios o involuntarios, que cometemos y que deberíamos evitar si queremos ahorrar para la pensión.

¿Qué errores evitar si queremos ahorrar para la jubilación?

  • Anclaje: Significa confiar demasiado en un dato específico y quedarse solo con eso para tomar una decisión. Por ejemplo: Comparar resultados de más de una compañía financiera o banco al momento de invertir y/o ahorrar, y no quedarse solo con un dato.

  • Sesgo de confirmación: Prestar atención solo a información que respalda nuestra opinión e ignorar puntos de vista opuestos. Por ejemplo: No considerar en el análisis las recomendaciones de inversión que, muchas veces, nos llegan desde las entidades financieras donde tenemos fondos.

  • Exceso de optimismo: Confiar demasiado en nuestros comportamientos o habilidades, muchas veces debido a experiencias pasadas exitosas. Por ejemplo: Siempre ahorraste en bienes raíces porque te decían que la vivienda nunca se depreciaba, pero después de la burbuja inmobiliaria del 2008, ya sabemos que no es así.

  • Seguimiento de la manada: Tendencia a seguir el comportamiento de la mayor parte de los inversores. Por ejemplo: Estás a punto de pensionarte y como en tu oficina todos han invertido en unos fondos de alto riesgo, esperando altas y rápidas rentabilidades, haces lo mismo sin considerar tu propio horizonte de inversión, tu expectativa de rentabilidad y ni tu tolerancia al riesgo.

Estas 4 pautas de comportamiento mueven mercados a la baja o los hacen subir como la espuma. En resumen, crean una falsa idea de cómo va la economía.

Nuestra sugerencia es que tomes consciencia de estos errores y, de ahora en adelante los consideres como una pauta de ayuda al momento de invertir o ahorrar.

Por eso, suban o bajen los mercados, si nosotros nos mantenemos conscientes de nuestras decisiones financieras y seguimos ahorrando mes a mes, nos alejaremos de los errores mencionados. Como dice el refrán de la tortuga: ”Sin prisas pero sin pausa”. Ese es el secreto del ahorro previsional.