¿Te atacan los gastos hormiga? Aprende cómo exterminarlos

10 de Noviembre de 2017

Un helado para los hijos, un café por aquí y otro por allá, una cena fuera de casa pueden ir poco a poco mermando el presupuesto mensual sin que nos demos cuenta. Esos son los “gastos hormiga”.

Están en todos lados, son tentaciones o decisiones espontáneas de las que a veces ni nos acordamos pero que nos impiden llegar a fin de mes sin deudas.

Aquí te dejamos 5 tips para que ordenes tus gatos y puedas comenzar tu plan de ahorro: 

1. ¿Lo necesito o sólo lo quiero?

Necesitar algo se refiere a algo indispensable, en cambio, querer algo es un deseo. Hazte esta pregunta, usa la razón y no la impulsividad a la hora de abrir tu billetera. Esto vale si ese gasto te lo pides tú, tus hijos o tu pareja.

2. Haz un presupuesto semanal detallado y honesto

Ingresos versus egresos semanales: Así de fácil puede ser el camino del ahorro. Al anotar en dos columnas tus gastos y tus ingresos semanales, tendrás una visión clara de tu realidad financiera, de los gastos que realizas durante el día, casi sin darte cuenta, y podrás detectar con honestidad esa fuga de dinero llamada “gastos hormiga”.

3. Lleva el efectivo justo y necesario

Cuida que en tus bolsillos haya algo de dinero – el necesario para movilizarte, por ejemplo - pero no demasiado. Y en una etapa inicial de la exterminación de los gastos hormiga, olvídate de que tienes tarjeta de crédito o débito. No ver el dinero en efectivo crea la sensación de que no hay suficiente, por lo que puedes optar por ese camino. 

4. No compres por pack de forma impulsiva

Muchas veces nos tentamos porque un producto viene con otro que no necesitamos, y no sólo acumulamos, si no que sin darnos cuenta gastamos más porque percibimos que, al comprar dos, nos sale más barato. Analiza bien estas compras pues muchas veces no ahorramos, sólo acumulamos ese segundo producto que no necesitamos.

5. Sé creativo, innova

Por ejemplo, si te gusta el café, haz un termo y llévalo a la oficina, al bus o a esos lugares donde sabes que te tientas con tomar cafecitos. ¿Gastas mucho en electricidad? Desenchufa los aparatos eléctricos cuando no los uses, especialmente por las noches.

Por último, un consejo de amigos: Sé honesto contigo mismo en la aplicación de estas ideas y de otras que se te ocurran, pues los gastos hormiga ocurren en gran parte porque nos engañamos pensando que no se notan o que no son importantes en el presupuesto, pero suman y suman.

Una vez que hayas logrado economizar en estos gastos, ahorra ese dinero, poco a poco verás cómo crece en el tiempo.

Ahorro Adolescentes
Ahorro Familia
Ahorro Adulto Mayor
Ahorro Jóvenes
Ahorro Adulto
Ahorro Niños